Montessori

La cama infantil Montessori es el elemento principal de un dormitorio infantil Montessori y permite al bebé y al niño explorar su independencia. Al ser camas a nivel de suelo, o muy bajitas, pueden subirse y bajarse con facilidad, incluso cuando todavía no saben gatear. Estas camas, realizadas en materiales naturales, deben ser seguras para que el niño pueda disfrutar de su ambiente sin peligro de hacerse daño o caerse.

En Children's Beds Home puedes comprar una cama infantil Montessori y crear un precioso dormitorio inspirado en este método centrado en promover la libertad, el movimiento y el crecimiento personal del niño.

Montessori

¿Qué es el método Montessori y cómo aplicarlo en casa?

El método Montessori se basa en un profundo respeto por el niño y sus habilidades de aprendizaje innatas, permitiéndole explorar su entorno con libertad. Para ello, todo el mobiliario disponible debe ser adaptado a la altura y capacidades de los pequeños. Así, los bebés y niños aprenden a hacer las cosas por sí mismos, adquiriendo una gran autonomía e independencia a muy temprana edad.

La filosofía Montessori nos anima a los padres a permitir a nuestros hijos, desde que son bebés, experimentar la libertad de movimiento de su cuerpo, a tratarles con respeto y a otorgarles la capacidad de tomar decisiones que les afecten directamente, ya que todo esto forma parte del proceso de su aprendizaje del mundo.

Para aplicarlo en casa, podemos empezar adaptando su dormitorio con una cama Montessori, o una cama de suelo, en vez de una cuna. Así podrá entrar y salir de ella sin necesitar la ayuda de un adulto.

¿Qué debe tener una habitación Montessori?

Para diseñar un cuarto Montessori, tenemos que adaptar el mobiliario pensando en el niño. Todo debe estar a su alcance: la cama Montessori, el armario con su ropa colgada a su altura, sus juguetes accesibles en todo momento... incluso los cuadros deben estar colgados a baja altura en la pared para que los bebés y niños puedan verlos y admirar su belleza sin tener que levantar la vista. También se puede ubicar un espejo grande en una pared, para que el niño se observe a sí mismo y a su entorno mientras juega y se mueve, así aprenderá sobre su cuerpo y los movimientos que produce.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta en la habitación Montessori y su ambiente preparado es que al no dormir en una cuna "con barrotes" que contengan al bebé o niño, su cuarto debe ser perfectamente seguro: tapar los enchufes, bloquear las ventanas, anclar el mobiliario... Así, aunque el niño se levante de su cama en mitad de la noche mientras los padres duermen, podrá explorar con tranquilidad su dormitorio.

Disponer de un espacio seguro y completamente adaptado a sus necesidades será el mejor ejemplo de respeto que podemos darle a nuestro hijo. Los niños que se educan con estas premisas, crecerán sintiéndose empoderados, conocedores de que son capaces de hacer cambios en su entorno y llevar el control de sus propias vidas. Aprenden a confiar en ellos mismos y sus habilidades porque sienten que tú confías en ellos.

¿Cómo es una cama Montessori?

Una cama Montessori debe estar ubicada en el suelo para un bebé, o ser muy bajita si el niño es un poco más mayor. Esto les permitirá entrar y salir de la cama con independencia, sin necesitar ayuda de un adulto. Los materiales Montessori suelen estar realizados en materias naturales, como las camas Montessori que encontrarás en Children's Beds Home, fabricadas en madera de alta calidad.

¿Qué beneficios tiene la cama Montessori?

Los principales beneficios de una cama Montessori, junto a un dormitorio adaptado a las necesidades del niño:

  • El niño desarrolla una gran independencia y confianza en sus capacidades, al poder entrar y salir de su cama cuando quiera, sin depender de un adulto para ello.
  • Les dotará de un espíritu curioso, y les enseñará que el mundo es un lugar con un montón de oportunidades para explorar y descubrir cosas nuevas.
  • La libertad de movimiento en su propia habitación, se traducirá en libertad de pensamiento cuando crezcan.
  • También aprenden a muy temprana edad los límites de su cuerpo y del espacio, como no tienen barreras, deben ser ellos los que controlen sus movimientos mientras duermen para no caerse de la cama.

Otros beneficios menos conocidos de las camas de suelo del método Montessori son:

  • Evitan caídas y el miedo de los padres de que el bebé salte la barrera de la cuna y se caiga. Incluso si se caen de la cama, al estar en el suelo, no se hacen daño.
  • Ahorran dinero a los padres, porque no necesitas una cuna, una cama de niño y una cama juvenil. Puedes comprar una sola cama que le acompañe toda su vida.
  • No volverás a despertarte porque tu hijo está llorando en su cuna. Lo más normal es que se despierte y, una de dos, se quede jugando en su cuarto, o vaya a tu dormitorio a despertarte con una sonrisa. ¡No hay mejor forma de empezar el día!
  • Reducirá las batallas para irse a dormir, al no sentirse atrapados dentro de su cuna y saber que pueden levantarse cuando quieran.

En nuestro catálogo podrás encontrar una gran variedad de camas Montessori:

Cama Montessori Tipi:

Realizada en madera maciza, puedes elegir distintas medidas y colores para crear la habitación Montessori de tus sueños. Nuestra cama tipi Montessori es perfecta para bebés pequeños, pues se ubica a nivel del suelo para favorecer su autonomía y evitar las caídas.

Casa cama para niños:

Una preciosa cama con dosel en forma de tejado de casita, realizada en madera maciza y en muchos colores, también permite añadir un cajón para tener espacio de almacenamiento o una cama supletoria para invitados.

Camas Montessori baratas:

Nuestras camas infantiles se realizan en materiales de gran calidad con terminaciones redondeadas para conseguir la comodidad y seguridad de los más pequeños de la casa, sin por ello incrementar su precio.